Cómo preparar su equipo para actuar de nuevo por primera vez


En estos tiempos, muchos de nosotros nos hemos visto alejados de las giras e imposibilitados de actuar en conciertos en vivo. Aunque hemos aprovechado este tiempo para perfeccionar nuestras habilidades o perseguir nuevos intereses, la mayor parte del tiempo nuestro equipo de audio ha permanecido en silencio. Por sorprendente que suene, su equipo de audio es más vulnerable no mientras lo usa, sino cuando no lo usa. Para tener un equipo que esté en perfectas condiciones para su próximo evento y que dure muchos años, es importante entender cómo cuidarlo y cómo guardarlo de forma segura y responsable.

Después de todo, ha invertido mucho en su compra, así que debería centrarse en preservar esta inversión durante el mayor tiempo posible. Aquí hay algunos consejos sobre lo básico para mantener el equipo de audio en buen estado.

La copia de seguridad es lo primero

Hoy en día, los ordenadores portátiles, los discos duros y los reproductores multimedia personales forman parte de la mayoría de los sistemas de audio. Esperamos que antes de trasladar su equipo al depósito haya hecho una copia de seguridad de cada dispositivo. Sea como sea, ahora es un buen momento para comprobar que su copia de seguridad sigue funcionando bien. Si no tiene una copia de seguridad, hágala ya mismo. Recuerde: sin música no hay fiesta.

El polvo es el enemigo

El polvo y la electrónica no se llevan bien. El exceso de polvo puede hacer que los contactos de soldadura se debiliten y que los potenciómetros produzcan ruidos. Como medida preventiva, cubra siempre sus equipos de audio o guárdelos en cajas, y retire habitualmente el polvo acumulado. Una aspiradora con un accesorio de cepillo para polvo funciona bien para eliminar el polvo y las pelusas sueltas.

Si necesita limpiar su equipo, use un paño suave ligeramente húmedo con un detergente suave para limpiar el polvo. Las mejores opciones para los paños son materiales suaves y no abrasivos como los paños de microfibra o los trapos suaves.

Se podría pensar que lo mejor es usar un producto de limpieza especializado, pero en la gran mayoría de casos, un paño ligeramente húmedo es la mejor opción. Los jabones o limpiadores pueden dañar el acabado de los equipos delicados.

Contactos limpios

A pesar de la retirada habitual del polvo, algunos puntos de soldadura pueden acabar necesitando una limpieza para mantener un contacto adecuado. La oxidación puede hacer que un contacto deje de funcionar, incluso sí el equipo está guardado en una bolsa. Antes de su siguiente actuación, debe comprobar que cada cable y cada conexión de su equipo hagan un contacto total y claro. Si observa indicios de conexiones intermitentes en un circuito electrónico, puede utilizar un limpiador de contactos, un aerosol químico de secado muy rápido diseñado para aparatos electrónicos delicados como las placas de circuitos. Eliminará cualquier resto de la superficie que pueda causar un mal cierre del circuito entre los componentes soldados.

Límite de edad

Algunos componentes de los equipos de audio tienen una vida útil limitada, por diseño. Las válvulas de vacío, los fusibles, las cuerdas de guitarra, los cables de audio y demás se deben reemplazar antes de que empiecen a fallar. Que las válvulas se vuelvan microfónicas en un amplificador de guitarra o en un preamplificador de micrófono puede ser muy molesto. Al igual que los contactos mencionados anteriormente, estos componentes pueden fallar incluso estando almacenados, por lo que es una buena idea encenderlo todo y asegurarse de que suena bien. Y al igual que los cables, cuerdas, conectores y pilas, es una buena idea tener siempre a mano válvulas y fusibles de reserva.

Las pilas también deben sustituirse periódicamente, pero antes de hacerlo, como práctica general, las pilas no deben dejarse dentro de los dispositivos durante un largo período (por favor, dígame que no lo ha hecho). Con el tiempo, cualquier tipo de pila tendrá fugas de materiales corrosivos que pueden dañar fácilmente el equipo de audio. Esto es especialmente común en los sintetizadores antiguos que utilizan pilas de reloj para alimentar pantallas LED u otros elementos de diseño. Por lo tanto, se debe quitar las pilas de los equipos de audio que se vayan a almacenar durante un tiempo. Antes de su próxima actuación, le recomendamos encarecidamente que cambie todas las pilas para empezar con buen pie.

Un lugar seco

Obviamente, la humedad es enemiga de los equipos eléctricos y de audio. Cuando no se utilicen, los equipos de audio deben mantenerse siempre en un lugar seco, lo que implica que no haya fugas ni agua estancada. En ciertas zonas del mundo puede ser necesario utilizar un deshumidificador. Los entornos húmedos y la humedad constantemente alta hacen que las superficies de contacto eléctrico se cubran con una fina película de corrosión; cuanta más humedad haya en el aire, más rápido se acumula esta película hasta un punto en el que causará un contacto defectuoso.

Por lo tanto, si piensa guardar su equipo electrónico durante un tiempo, asegúrese de utilizar un lugar seco y aplicar una película de material protector (WD-40 o similar) en todos los enchufes y tomas de corriente antes de guardarlo. El objetivo es frenar cualquier proceso de corrosión u oxidación.

Una observación especial sobre los micrófonos. La humedad excesiva en el interior de un micrófono puede interferir con el libre movimiento de su diafragma, lo que hará que la voz suene poco natural. Un micrófono guardado en un lugar muy húmedo puede mostrar este síntoma. De hecho, un micrófono con un filtrado inadecuado puede incluso desarrollar este problema mientras está en uso, a causa de la humedad de la respiración del usuario. En cualquier caso, el problema probablemente desaparecerá una vez que el micrófono se seque de nuevo.

La temperatura correcta

Las condiciones de calor extremo no son buenas para los equipos de audio y pueden causar estrés en los componentes electrónicos. Sin embargo, si un almacenaje cálido es también muy seco, no debería producirse ningún daño grave. Como regla general, asegúrese de que su almacenaje tenga una buena ventilación para evitar temperaturas excesivamente altas.

Asegúrese también de que los equipos de audio que tienen ventiladores incorporados funcionan correctamente y de que no se han bloqueado las rejillas de ventilación ni los disipadores de calor.

Si el equipo de audio se ha mantenido en un lugar muy frío (el maletero del coche con temperaturas bajo cero), recuerde dejar un tiempo para que se caliente a temperatura ambiente antes de usarlo. Si no lo hace, se formará instantáneamente una película de humedad en cada superficie expuesta cuando lleve el equipo a una habitación cálida, lo que puede causar problemas eléctricos y mecánicos en su equipo de audio. Normalmente, el almacenaje ideal debería ser a una temperatura ambiente típica (20 °C / 68 °F).

Los altavoces

Los altavoces, como cualquier otro componente de su sistema de sonido, nunca deben dejarse caer ni manipularse con brusquedad. Si ha sido así, el altavoz puede sufrir una desalineación de la bobina de voz, lo que eventualmente puede conducir a un “cono con arrastre”.

Para comprobar si sufre este problema, use música con bajos limpios y escuche muy cerca del transductor a un volumen moderado para notar si hay una especie de chirrido o fricción en cada nota de bajo. El altavoz puede sonar normal con su volumen y tono habituales, pero con el tiempo el problema puede ir empeorando gradualmente y obligarle a volver a cambiar el cono del transductor o a sustituir todo el altavoz. Tenga en cuenta que en ciertos modelos de altavoces, especialmente los antiguos, si se guardan durante demasiado tiempo, el cono puede secarse, o incluso desintegrarse y desgarrarse, lo que inutilizaría el altavoz. Sin duda querrá comprobarlo en casa antes de ir a su próximo concierto.

Suministrar la corriente adecuada

Asegúrese de suministrar la corriente a todos sus dispositivos de forma adecuada, utilizando la fuente de alimentación con las especificaciones correctas; lo mejor es utilizar siempre la unidad del fabricante. Por lo tanto, es una buena idea etiquetar cada fuente de alimentación que tenga antes de guardarla.

Si necesita cambiar una fuente de alimentación, tenga siempre en cuenta las siguientes reglas básicas:

  • Utilice siempre una fuente de alimentación del valor exacto de voltaje especificado, a menos que el fabricante indique un rango de voltajes. Los voltajes demasiado altos pueden causar daños.
  • Deberá utilizar una fuente de alimentación que suministre al menos tanta corriente como el dispositivo especifique. Más corriente es aceptable, pero menos no funcionará.
  • Preste la máxima atención a la polaridad de la fuente de alimentación y al dispositivo que la acompaña. La polaridad debe coincidir o podría dañar el equipo. Esta configuración suele estar etiquetada en la fuente de alimentación designando si la punta o la malla son positivas (+) o negativas (-).

Cables, enchufes y tomas de corriente

En general, los cables, enchufes y tomas de corriente reciben más castigo que cualquier otra parte de su sistema de audio. Por lo tanto, deben recibir atención extra, revisarse con mayor frecuencia y manejarse con cuidado para prevenir averías y prolongar su vida. Afortunadamente, hay algunos signos de advertencia antes de que estos componentes fallen.

Desgaste de los enchufes y las tomas: si los enchufes se introducen y se sacan de sus tomas con mucha más facilidad que cuando eran nuevos, probablemente están desgastados y deben reemplazarse antes de que empiecen a hacer un mal contacto.

Corrosión de enchufes y tomas de corriente: las superficies de contacto de los enchufes y tomas de corriente pueden corroerse por la humedad del aire, especialmente en climas muy húmedos. Esta corrosión impide un buen contacto eléctrico. Un enchufe apretado puede indicar que hay algo de corrosión presente en él. Una cura sencilla es aplicar un poco de spray de limpieza (tipo WD-40) para eliminar los problemas de contacto intermitente.

Hilos rotos en los cables: los cables pueden dañarse en el interior de su aislamiento exterior por repetidas flexiones y dobleces. Para comprobar los cables, conéctelos a su sistema de audio y agítelos por toda su longitud. Si oye ruido de estática o interrupción de la señal, puede ser el momento de retirar toda la sección defectuosa del cable o de reemplazarlo por completo.

Recuerde también que cualquier cable solo puede doblarse un número determinado de veces antes de que se rompa. Para prolongar la vida útil de sus cables, trate de enrollarlos siempre, evitando las curvas cerradas. Esto es especialmente importante para los cables apantallados. Hay algunas técnicas comunes para enrollar un cable. En QSC nos gusta especialmente la técnica de "encima/debajo" - (https://www.youtube.com/watch?v=cpuutP6Df84).

Maletines organizados

Para asegurarse de mantener su equipo de audio seguro y protegido, es conveniente almacenarlo de forma organizada. Como su sistema de sonido está hecho de múltiples componentes, el almacenaje adecuado evitará que se mezclen, se enreden y posiblemente se rompan. Se pueden utilizar maletines de viaje profesionales o simples contenedores de almacenamiento. La idea es separar y organizar todos los componentes en cajas protectoras, preferiblemente sin que toquen el suelo, para evitar la exposición directa al entorno.

Este método no sólo mantendrá su equipo seguro, sino que también facilitará la búsqueda del equipo adecuado cuando lo necesite. Además, recuerde etiquetarlo todo para evitar la molestia de abrir todas sus cajas para averiguar qué es lo que está guardado y dónde.

Conclusión

Limpiar y mantener el equipo de audio puede parecer la actividad más aburrida del mundo. Sin embargo, un esfuerzo pequeño y periódico para mantener su equipo en buen estado valdrá la pena a largo plazo y lo preparará para volver a salir al escenario.

One response to “How to ready Your Gear for the First Gig Back

  1. Great article, Christophe! Two small points you might want to mention:

    1- A lot of modern electronics (mixers, keyboards, vocal processors, tablets, iPads, etc.) might need a firmware/software update if they have been in storage for quite some time. The manufacturers could very well have rolled out an update “while we were sleeping!” These updates might fix previous issues or even provide improved features.

    2- Don’t wait until the gig to power up and test your gear! This might seem obvious, but hey, it all worked the last time I used it 9 months ago, right? The worst time to find out something isn’t working is on stage during the first set!

    Yes, I am THE Fred Thomke who retired from QSC last year!

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

13 − seven =