¿Cómo configurar altavoces de retardo?


En una sala grande o en exteriores, puede que sea necesario configurar altavoces adicionales bastante lejos del escenario principal o del evento para ofrecer una cobertura de sonido apropiada a todo el público. Cuando estos altavoces lejanos, también denominados “satélites” o “unidades de retardo”, se sincronizan con los altavoces del escenario principal, la música es clara, sin eco, los mensajes de voz son inteligibles y el sonido en general es agradable.

Comencemos con algunos datos básicos. En primer lugar, todos los altavoces, incluidos aquellos con retardo, deben mirar hacia el público y estar orientados de forma correcta. El sonido viaja a 344 m/s (o 1128 pies/s) y su velocidad varía con los cambios de temperatura y un poco con los cambios de humedad. A 20 °C (temperatura de referencia), la velocidad del sonido es de 344 m/s; a 5 °C es de 334 m/s; y a 35 °C, 352 m/s. A medida que el sonido de los altavoces principales recorre el público, debemos asegurarnos de que, una vez que alcanza los primeros altavoces lejanos, el sonido que sale de dichos altavoces esté coordinado con el sonido del escenario.

Para hacerlo, debemos añadir un retardo a los altavoces lejanos. ¿Cómo se hace esto? Nuestras Series K.2 y KS le permiten establecer de forma interna un retardo en metros, pies o milisegundos. La forma más sencilla de configurar cada altavoz con retardo es medir la distancia entre el altavoz principal y el altavoz con retardo e introducir dicha distancia en cada altavoz que precise retardo. Si trabaja a temperaturas extremas (5 °C o 35 °C, por ejemplo), ajuste sus retardos teniendo en cuenta las variaciones en la velocidad del sonido.

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

three × 3 =